Conoce el Bierzo




EL BIERZO EN UN DIA

RUTA #1: LAGO CARUCEDO / MIRADOR DE ORELLÁN / MÉDULAS / LAGO SOMIEDO / CASTILLO DE CORNATEL

Distancia desde…

…Ponferrada – Carucedo 21km

…Cacabelos – Carucedo 24km

carrucedo

El lago de Carucedo se formó en sus orígenes por la acumulación de lavados y lodos acuíferos procedentes de las explotaciones de las Médulas.  Situado a unos 6 km de la localidad de las Médulas este espacio cuenta con una zona de merendero, bar y servicios además de una zona verde que nos permitirán, en la época estival, disfrutar del paisaje y de sus aguas.

orellan

El Mirador está situado a 5 km de la localidad de Carucedo por encima del mismo pueblo de Orellán. Se trata de un lugar privilegiado desde donde se descubre la mejor vista de los yacimientos romanos de las médulas. En ese mismo mirador tenemos la posibilidad de entrar en uno de esos túneles por donde pasaba el agua procedente de las grandes cumbres.

medulas

En Las Médulas  se encuentra el aula arqueológica donde además de  ofrecer información de la historia de las Médulas, los turistas pueden solicitar visitas guiadas entre las montañas mismas e, incluso, realizar una ruta a pie de unos 3 km hacia el Lago Somido.

Se trata de una ruta a pie con muy poca dificultad ya que hay poco desnivel. En ella podemos conocer la forma de vida de los pueblos prerromanos. La ruta es un tramo de unos 3 o 4 km de longitud. Se tarda de unos 15 a 30 minutos andando.

De vuelta a Ponferrada o Cacabelos es obligatorio hacer una parada en la antigua fortaleza templaria , uno de los escenarios de la novela del “Señor de Bembibre”. Esta fortaleza fue reformada para poder ser visitada. Actualmente es la sede de la “Asociación Caballeros de Ulver “  y un  lugar desde donde podemos ver una de las panorámicas más bellas del Bierzo.

Para los más osados, recomendamos hacer esta ruta, o parte de ella, por el antiguo trazado del Camino de Invierno o Camino Real variante del camino de Santiago. Es un trayecto de unos 35 km desde Ponferrada, bordeando el Pajariel y pasando por el Castillo de Cornatel, en Priaranza del Bierzo, Medulas, Puente Domingo Florez. Históricamente fue  usado por los nobles y reyes para evitar las nieves de O cebreiro en invierno siguiendo la entrada natural de los romanos por donde sacaban el oro de las Médulas.

Recomendamos también hacer una parada  en Priaranza del Bierzo y disfrutar de la magnífica talla en madera del Caballero templario.








LOS ANCARES LEONESES


Los Ancares son una zona montañosa de noroeste de León fronteriza con Lugo y Asturias. El nombre lo recibe del río que lo atraviesa y está formado por los pueblos pertenecientes a los municipios de Vega de Espinareda, Villafranca del Bierzo, Fabero, Páramo del Sil, Palacios del Sil, Villablino, Peranzanes y Candín.

Antiguamente sólo pertenecía a esta zona el Valle de Ancares. Sin embargo, desde mediados del siglo XX se incluyen también los valles de Burbia, Fornela y Balboa.


En este valle se recomienda visitar el Monasterio de San Andrés, la peña Piñeira y la mina de oro “Pago de las Murocas”.

  • El Monasterio de San Andrés se encuentra en el municipio de Vega de Espinareda y data del siglo X aunque las numerosas reformas que ha tenido hacen que su estilo principal sea el neoclásico. Lo más destacado de esta construcción es su claustro y la impresionante escalera que conduce al piso superior del mismo.
  • En Peña Piñeira destacan las pinturas rupestres de Sésamo catalogadas como las más antiguas de la provincia y están fechadas en la época del Calcolítico y la era de Bronce Inicial.
  • La mina del Pago de las Murocas es una mina de oro que los romanos explotaban utilizando agua para extraer los minerales, conformando así la orografía de la zona. Se encuentra en Candín.

Si el turista se acerca hasta este valle no puede dejar de visitar el Castro de Chano ni faltar a las danzas de Trascastro.

  • El Castro de Chano es un asentamiento situado al noroeste de este pueblo que se supone estuvo habitado durante el siglo I a.C. y la primera mitad del Siglo I d. C. El Castro lo forman varias edificaciones en forma circular que se creen sólo son un barrio del que fuera un poblado mayor y que se abandonó de forma repentina por causas desconocidas.
  • En el Santuario de Nuestra Señora de Trascastro se celebra anualmente una romería en la que es tradición que los vecinos bailen unas danzas ancestrales al ritmo de tamboril y siguiendo las órdenes de los “jueces”. Son las conocidas Danzas de Trascastro.

Destacan La Leitosa, otra mina de oro romana, y el Campo del Agua.

  • Si el visitante no ha podido acercarse a la mina Pago de Murocas, en el Valle de Burbia tiene una nueva oportunidad con La Leitosa, situada en las inmediaciones de Paradaseca. En esta mina se empleaba la técnica de ruina montium para la extracción del oro, la misma que se empleaba en las médulas.
  • Para terminar, una visita a Campo del Agua es obligada. Se trata de un peculiar pueblo característico por su arquitectura donde destacan las pallozas. Son construcciones tradicionales en forma circular con paredes de piedra y un tejado cónico hecho de tallos de centeno. En ellas convivían juntos personas y animales y servían como perfectas despensas.

La iglesia de Santa Marina y las pallozas son sus principales atractivos turísticos.

  • Datada en el siglo XVI y de estilo renacentista su cabecera es principalmente románica. En ella destaca su retablo mayor de estilo manierista, creado por Lucas Formenter.

Las pallozas de Balboa son también bien conocidas en El Bierzo. Esta construcción tradicional deja paso en esta zona a restaurantes y albergues para los peregrinos que por allí pasan.








Valle del Silencio y Montes Aquilianos


El Valle del Silencio se encuentra  a los pies de los Montes Aquilianos, la mayor área forestal de Ponferrada con casi 30.000 hectáreas que nace a la altura de la famosa Cruz de Ferro  e incluye el núcleo urbano de Ponferrada. El valle en concreto  transcurre paralelo al curso del río Oza. Por su historia, se ha convertido en un lugar de recogimiento y meditación, pues es esta zona fueron numerosos los monjes  que encontraron cobijo. En esta zona existen varios municipios de obligada visita para cualquier turista.


Se trata de un pequeño pueblo cuyo nacimiento surgió en torno al Monasterio de San Pedro de Montes, una de las principales atracciones turísticas de la zona. Entre los aldeanos este monasterio es conocido como el Rupianense debido a un cercano castro prerromano llamado El Rupiano. Otros sitios que merecen la pena ser visitados en esta aldea son la Ermita de Santa Cruz y las ruinas de la Herrería de Montes. En los últimos años, Montes de Valdueza se ha convertido en un referente turístico tanto cultural como de naturaleza pues son muchos los que acuden hasta aquí por las rutas de senderismo que rodean este municipio.

Un poco más al sur de Montes de Valdueza nos encontramos con otro pueblecito con un gran encanto, Peñalba de Santiago, declarado Conjunto Histórico Nacional. Su joya por excelencia es la iglesia principal, construída en el 937 con un claro estilo mozárabe, que cuenta con una puerta de doble arco de herradura con un alfiz que reposa sobre tres columnas. Sin embargo, no sólo su arquitectura es admirada por los visitantes. Existen lugares más pintorescos, como la cueva de San Genadio. Se trata de una cueva ubicada al final del pueblo que sirvió de retiro y cobijo para un monje durante largas temporadas. Con muy poco espacio, la única fuente de luz con la que cuenta es una especie de claraboya que se abre en el techo.

La zona que abarcan los Montes Aquilianos se extiende también hasta el núcleo urbano de Ponferrada. Si hay algún edificio que defina el espíritu y carácter de esta ciudad, ese es, sin duda, El Castillo de los Templarios. De hecho, su puente es el que le dio el nombre a la ciudad: “pons-ferrrata”. Elevado a la orilla del Sil en la Edad Media fue donado a los templarios con el objetivo de custodiar el Camino de Santiago y sus peregrinos, aunque luego se vieron obligados a abandonarlo.